• IGATA

Eva Pérez: "Para triunfar, creo que hay que confiar, ser autocrítico y trabajar"



Juan Fuentes se sienta con Eva Pérez Misa, una reconocida guionista viguesa cuyo trabajo la ha llevado a Francia al festival Annecy, el Cannes de la animación, la pasarela del cine de animación europeo al resto del mundo.


La guionista viguesa aún no ha viajado a África, pero consigue que cientos de personas lo hagan gracias a Inseparables, un galardonado proyecto que la ha llevado a Annecy, codeándose con estrellas europeas y directivos de Pixar. Este año han proyectado el preestreno de Los Increíbles 2 en Europa.


Su proyecto narra las aventuras de dos pájaros tanzanos , y ha despertado interés de varias productoras, entre ellas, una Mozambiqueña que quiere contar con ella para su próxima serie de televisión.


Al no haber dinero, te encuentras con gente que ama lo que hace y que prioriza el trabajo bien hecho por encima de su propio ego u horas de sueño.

Juan Fuentes: Cuéntanos Eva, ¿qué es lo que tiene Inseparables para despertar tanto interés?


Eva Pérez: Me dicen que por los personajes y lo redondos que son. Lo explico mejor. El espectador es capaz de empatizar con ellos, incluso con el malo de la película, porque se muestran todas sus fortalezas, debilidades y de donde vienen dichas cualidades. Todo el mundo tiene la impresión de conocerlos, de que son de verdad y quiere saber más sobre ellos.


Una vez, me dijeron que estaba plasmando con pájaros los comportamientos humanos sin darle una etiqueta moral. Es cierto que en la película, nadie es bueno o malo, todos los personajes se mueven en una escala de grises que es extraño de ver en una película infantil.


JF: ¿Por qué has elegido África como escenario inicial de tu proyecto? Y Tanzania?


EP: La primera pregunta es fácil de responder: porque los pájaros son africanos. La segunda pregunta es la realmente importante.


África es un continente con una riqueza y contraste cultural sin explotar realmente y, lo mejor, que genera mucha curiosidad.

De todo el continente africano, elegí Tanzania porque representa muy bien el contraste entre la vida natural, la naturaleza colonizada por el hombre y las consecuencias de la convivencia entre estas dos formas de vida. Tanzania es un país que intenta mantener el equilibrio entre lo nuevo, lo viejo y lo que surge de la coexistencia de ambos. Una cualidad que era muy importante para mi película. Ese es el motivo principal, pero también ayuda saber que Freddy Mercury es Tanzano. África es un continente con una riqueza y contraste cultural sin explotar realmente y, lo mejor, que genera mucha curiosidad.


JF: ¿Cómo ha sido tu camino para convertirte en guionista?


EP: Gratificante y muy duro a nivel personal.


Vengo de una familia donde la cultura no es prioritaria porque no es nuestra forma de vida, pero, por suerte para mí, que sí cree en la formación y la educación.


Desde pequeña, me han dicho que la única herencia que podían darme eran mis estudios y yo decidí invertirlos en el mundo del audiovisual que, poco a poco, me fue guiando hacia el guión.

En el guión, uno debe considerarse a sí mismo una empresa y que estudie que puede y que quieren aportar al mercado.

A pesar de que no era una persona que escribiese o leyese por necesidad vital, sí encontré un mundo que me gustaba porque se trata de ser creativo y extremadamente comunicativo.


El guión tiene unas premisas muy precisas y fáciles de entender con las que juegas para decirle al mundo: imagina qué, y luego explayarte en ese imagina.


Es divertido, liberador y muy educativo. Me encanta cuando mi cabeza hace click y soy capaz de entender otro punto de vista, otra forma de pensar. La verdad que el guión me ayuda a conocerme mejor y a superarme como persona.


Sí, creo que la ficción me ayuda a ordenar todos los datos que veo en mi día a día y

entenderlos mejor o, por lo menos, que otras personas me entiendan mejor.


JF: Cómo guionista, cuáles son los desafíos de tu industria y en qué se necesita desde tu punto de vista para triunfar?


EP: El audiovisual en España es una industria pequeña, y más el mercado de la animación, pero, desde mi punto de vista, precisamente eso le aporta todas sus características positivas.


Al no haber dinero, te encuentras con gente que ama lo que hace y que prioriza el trabajo bien hecho por encima de su propio ego u horas de sueño.


Todo ese amor, todo ese esfuerzo, da un mercado pequeño pero de gran calidad y creatividad con ínfimos recursos.


Creo que antes de responder a tu pregunta, debo definir que es para mí triunfar: Triunfar en este sector es conseguir que un proyecto tuyo emocione a alguien que no seas tú.


Es muy muy muy reconfortante estar en una sala y ver cómo las personas se van emocionando poco a poco con una de tus historias. Por unos minutos, eres su mejor amigo. Se abren contigo, se fían de ti. Puedes robarles la cartera en ese momento y que no ocurra nada, en serio. Es genial tener esa conexión con las personas, ver que sienten lo mismo que tú y perderles el miedo.


Para triunfar, creo que hay que confiar, ser autocritico y trabajar.


JF: Cuáles son tus virtudes para este medio?


EP: Me dicen que mi mejor virtud para dedicarme a esto es que soy trabajadora, mi novio fue la única persona que me dijo que es porque soy positiva. Creo que tiene razón.


JF: ¿Qué temáticas están de moda en la animación?


EP:: Cómo en otros sectores, la lucha por la igualdad de género. Me resulta violento tratarlo como una temática porque ello implica que no se da de forma natural en las historias, pero la verdad siempre se impone.


En la animación, las historias sensibles con la lucha por la igualdad son más acuciantes que en otros sectores, puede que porque su público es mayoritariamente infantil y se busca promover una serie de valores positivos como son mujeres científicas, deportistas, líderes y aventureras.


JF: ¿Ves desigualdad de género en tu sector y en caso positivo, cómo podría solventarse ese problema?


EP: Sí, lo veo, aunque no tanto como en los otros sectores del audiovisual. En la animación, un 60% de los estudiantes son mujeres y se convierten en un 40% cuando el sustantivo se sustituye por trabajadoras. Un dato envidiable para el resto del audiovisual, pero que puede ser engañoso.


En ese 40%, hay pocas directoras, productoras, ejecutivas y jefe de departamento en general. Cómo en todo, en la animación, hay un gran techo de cristal que se debe romper de una vez por todas. Por suerte, creo que los movimientos feministas cuentan con más apoyo en el sector de la animación, o por lo menos a nivel nacional, y que podremos ser ejemplo para otros sectores.


JF: ¿Qué recomiendas a todos aquellos gallegos que se quieran hacer un hueco en la industria del cine y el entretenimiento?


EP: Qué se consideren a sí mismos una empresa y que estudien que pueden y que quieren aportar al mercado.


Eso conlleva un estudio exhaustivo del sector y una sinceridad vergonzosa con uno mismo que les hará encontrar su camino.

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instituto Galego do Talento © 2020 por ABS

Hosting por  

rgb-logo-color.jpeg
  • White Facebook Icon
  • LinkedIn - círculo blanco
  • White Twitter Icon