• IGATA

"En Galicia se ve y se conoce muy poco la danza, hay mucho trabajo por hacer"

Raquel Romero Vélez y Lara Munín García son dos estudiantes gallegas de pedagogía de la danza y de coreografía e interpretación, respectivamente, del Institut del Teatre en Barcelona.


A pocos meses de ser graduadas y enfrentarse al mundo laboral, ya cuentan con experiencias tanto de fracasos como de éxitos.


Laura Romero entrevista a ambas en el marco del Afouteza Forum: "Fenix, resurgiendo en Galicia" donde ambas participarán como Duo Mai.




Laura Romero – Raquel, de Ferrol a Coruña y de ahí a Barcelona, ¿crees que la danza se valora de la misma manera?


Raquel Romero - En Ferrol es más a nivel extraescolar o aficionado.


En Coruña la sensación sí que es más profesional porque la presencia del Conservatorio fomenta que se valore de otra manera y el arte en general juegue un papel más importante.


El salto más grande, sin duda, fue llegar a Barcelona. La cantidad de teatros, eventos, performances en la calle….


La mezcla y la diversidad cultural ayudan mucho a abrir la mente y que la danza y el arte se puedan ver desde distintas perspectivas.


LR - Lara, en tu caso, de Santiago a Barcelona y de ahí un tiempo en Noruega de Erasmus hasta volver a Barcelona, ¿ha cambiado tu perspectiva de ver el mundo de la danza?


LM - Mi concepción de la danza ha cambiado y está en constante cambio. La experiencia de estar en otros países y ciudades y ver lo que allí ocurre tanto en el mundo de la danza como socialmente es lo que me ha permitido ampliar tanto mi conocimiento como mi perspectiva.


LR - ¿Habéis tenido en algún momento la sensación de fracaso o de querer abandonar?


RR – Yo fracaso o sensación de querer abandonar así tal cual no. Más bien sensación de decepción alguna vez o incluso de sentir que estamos infravalorados. Eso sí que me ha llevado a sentirme con impotencia y rabia en determinadas ocasiones.


LM – Fracaso es una palabra que no me gusta utilizar en mis vivencias, es decir, creo que nada es un fracaso ni un éxito absoluto.


De todas las experiencias, sean buenas o malas, se aprende algo.


El querer abandonar creo que toda bailarina se lo ha planteado en algún momento de su carrera. Es un mundo bastante precario en el que inviertes mucho tiempo y esfuerzo y que pocas veces lo ves valorado como creo que se debería de valorar.


LR - ¿Qué os llevó a crear Cia MAI? ¿Por qué ese nombre?


Diríamos que fue por nuestras ansias de bailar y encontrar un sitio fuera del Institut, donde somos simples estudiantes. Es importante darse a conocer y el feeling que tenemos trabajando juntas hace que sea mucho más fácil el proceso tanto de creación como de ejecución.


MAI viene de la palabra nunca en catalán y lo tenemos como lema, está ahí para recordarnos que no debemos de rendirnos nunca.


LR - ¿Cuál es la peor experiencia que recordáis en este mundo? ¿Y la mejor? ¿Cómo os han ayudado ambas?


RR – Una de las peores experiencias que recuerdo fueron las pruebas de acceso a un conservatorio en Madrid. Llegué sin expectativas, sin saber lo que me esperaba. Tenía profesores que me ayudaron a preparar las pruebas, pero ninguno de ellos sabía lo que yo iba a tener que pasar allí. Te das cuenta de que donde se le da valor a esta profesión es en las grandes ciudades, donde sí que se prepara con conocimientos.


La prueba la hice, pero salí de allí no queriendo volver. A los dos meses me decían que estaba admitida en el tercer curso del Conservatorio Profesional de Coruña y al año que pasaba las pruebas de acceso al grado de Pedagogía de la Danza en Barcelona.


Las mejores experiencias son las que recibo siempre que bailo y que la gente valora lo que hacemos, esa es una de las mayores satisfacciones que esta profesión te puede dar.


A mí ambas me han ayudado para lo mismo, para seguir luchando, ser más fuerte y no perder la ilusión.


LM - Una de las peores experiencias me ocurrió en un festival de danza en la calle.


Formaba parte de la Organización y era una de las encargadas de delimitar el perímetro donde estaban bailando. Un transeúnte quería pasar justo donde la actuación estaba teniendo lugar. Yo le dije que por favor rodease para no entorpecer la función. Entonces me apartó y me dijo: ¡la calle no es vuestra! Y cruzó.


No sabría escoger una experiencia positiva concreta en relación a la danza. Con la danza, tanto cuando estoy delante de un público o sola en el aula, aprendo mucho, mucho sobre mi misma y sobre como enfrentarme a muchos aspectos de la vida.


LR - ¿Creéis que vuestro trabajo se valora siempre?


Obvia y rotundamente NO. Fuera de nuestro mundo es muy difícil recibir reconocimientos.


Cuando tienes ensayos o te preparas para alguna actuación, es raro no recibir algún comentario sobre las horas que le dedicas o sobre lo que cuesta una entrada o similar, pero no creo que a ningún médico le pregunten que cómo está 4h operando.


LR - ¿Qué desafíos os esperan cuando terminéis el grado? ¿Cómo pensáis hacerles frente?


El mayor desafío son las insfraestructuras y las oportunidades.


Al final acabas bailando y actuando para compañeros y profesores, es muy difícil mostrar el trabajo a un público distinto. O no se fomentan oportunidades o cuando se crea algún evento el público que asiste es siempre el mismo.


Pretendemos darnos a conocer mediante festivales y eventos, intentando incrementar

la visibilidad de nuestra profesión y que algún día tengamos la oportunidad de acercar

nuestros trabajos a mucha más gente.


LR - ¿Galicia y Danza van de la mano?


RR – Para mí no. En Galicia se ve y se conoce muy poco la danza, hay mucho trabajo por hacer. Es algo que sí que nos gustaría hacer, emprender de alguna manera para que Galicia también sea una fuente de talento en el ámbito de la danza y el arte.


Creemos que, como en todos lados, hay gente muy buena que no tiene los medios ni los recursos para poder llegar a vivir de esto, y eso es lo que queremos cambiar.


Eventos como este de IGATA son muy ilusionantes para nosotras y creemos que muy necesarios para impulsar el talento en todos los ámbitos.


LM - Galicia y danza podrían ir de la mano mucho más de lo que lo hacen en la actualidad. Creo que es una comunidad con muchas posibilidades pero que ahora mismo el conocimiento y apoyo a este sector es muy reducido. Galicia es una fuente de talento en ámbito de la danza y del arte en general. Lo que falta es apostar y creer en ellos.



LR – Supongo que el apoyo recibido tanto de vuestra familia como de vuestros amigos ha sido clave para decantaros por esta profesión, pero ¿qué consejo les daríais a alguien que esté pensando en embarcarse en esta aventura?


Que luchen, que no se rindan y que no desesperen con las respuestas negativas. Al final el trabajo y la constancia son la clave de todo. Obviamente que tengas apoyo de las personas que te rodean también.


LR - ¿Próxima fecha en el calendario?


El 1 y 2 de Febrero estaremos con esta pieza en Terrassa, en un evento donde se juntan estudiantes de distintos grados (iluminación, bailarines, etc) y colaboran todos juntos para dar visibilidad a nuestro trabajo.


En primavera también bailaremos en el Institut del Teatre en un evento llamado Crea Dansa, un espacio creado por profesores del Institut donde tenemos la oportunidad de presentar piezas propias.


Y quién sabe, alomejor después de esto tenemos alguna fecha más en el calendario…

Síguenos en nuestras redes sociales:

Instituto Galego do Talento © 2020 por ABS

Hosting por  

rgb-logo-color.jpeg
  • White Facebook Icon
  • LinkedIn - círculo blanco
  • White Twitter Icon